• del.icio.us

Venenos

Los 10 venenos más mortíferos conocidos, ingeridos o inhalados.

  1. Toxina botulínica. Si si, la del botox.
  2. Ricina. Extraída de la higuera del diablo, unas pocas semillas te matarían.
  3. Ántrax (inhalado). La exposición cutánea al ántrax puede matarte, pero la forma más temible e inspiradora de pánico de esta toxina es la inhalación. Comienza como una gripe que no mejora y luego tu sistema respiratorio se colapsa.
  4. Sarin (inhalado). El sarin es uno de los gases nervioso más temibles, cientos de veces más tóxico que el cianuro. Solo una olisqueadilla y te saldrá espuma por la boca, caerás en coma y morirás. Sintetizada originalmente para su uso como pesticida, fue prohibida como arma bélica en 1997.
  5. Tetrodotoxina (ingerido). Ubicado en los órganos del pez globo (la famosa delicatessen japonesa conocida por fugu), la tetrodotoxina persiste incluso después de que el pez haya sido cocinado. Si se consume la toxina, la parálisis y la muerte pueden sobrevenir en las siguientes seis horas. Todos los años mueren hasta cinco japoneses a causa de una preparación incorrecta del fugu.
  6. Cianuro (ingerido o inhalado). El cianuro existe en varias formas letales que se encuentran presentes en la naturaleza o se fabrican fácilmente. Su exposición conduce a ataques de apoplejía, paro cardíaco y muerte en cuestión de minutos.
  7. Mercurio (inhalado). Niveles bajos de mercurio no son especialmente tóxicos para los adultos. Sin embargo, inhalar su vapor (el metal comienza a gasificarse a temperatura ambiente) ataca al cerebro y a los pulmones, anulando el sistema nervioso central.
  8. Estricnina (ingerido o inhalado). Pesticida común, la estricnina no es tan tóxico como otros venenos de nuestra lista, pero la incluimos por tener la poca gracia de causar una de las muertes más horribles de todas: todos los músculos de tu cuerpo sufren espasmos violentos hasta que mueres por agotamiento.
  9. Amatoxina (ingerido). Derivada del mortífero sombrerillo de una familia de setas, la amatoxina destruye el hígado y riñones en cuestión de días. Permaneces consciente – sufriendo un insoportable dolor – hasta que caes en coma y expiras.
  10. Compuesto 1080 (ingerido o inhalado). Como todo veneno animal, el compuesto 1080 (o fluoroacetato de sodio) demuestra ser demasiado efectivo. Los cuerpos de las criaturas muertas a causa del 1080 permanecen tóxicos hasta casi un año. Inodoro, insípido, soluble en agua y sin antídoto, este compuesto bloquea el metabolismo celular, lo cual conduce a una rápida, aunque dolorosa, muerte.

Mi favorita es la 8, parece la más peligrosa si es tan común.  Vía astroseti.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: